Evangelio

 

Lunes 15 de junio de 2009

Evangelio según San Mateo. Capítulo 5, 38-42.

Si te pegan en una mejilla pon la otra

"Habéis oído que se dijo:" Ojo por ojo "y" diente por diente".
Pero yo os digo: no repliquéis al malvado; por el contrario, si alguien te golpea en la mejilla derecha, preséntale también la otra.
Al que quiera entrar en pleito contigo para quitarte la túnica, déjale también el manto.
A quien te fuerce a andar una milla, vete con él dos.
A quien te pida, dale; y no rehúyas al que quiera de ti algo prestado.

 

Meditación:

 

Si te pegan en una mejilla pon la otra

Si alguien te daña, que algún día y otro, y muchos, te van a dañar, acepta ese daño, este dolor, acéptalo, como Dios nuestro Señor lo aceptó. Imítalo y calla, y reza y llora, pero no devuelvas mal por mal, porque entonces esa persona que te daña también recibe daño tuyo, y no está bien dañar. A nadie le es permitido hacerlo.  

Comprende que aunque esa persona te ha dañado, si tú la dañas, ella recibe tu daño. Dejando aparte que te haya dañado primero, lo que cuenta para ti es que tú dañas y por ese daño te puedes hacer reo del Infierno. No te pierdas hijo mío, hija mía; El Cielo es demasiado bueno para que no vayas a ir.

Ser santo cuesta, pero vale la pena.

Y es preferible ser una víctima a un verdugo, aunque la víctima se haya vuelto verdugo; alguien tiene que parar el mal en el mundo: Tú.

Tú, con Cristo, todo lo puedes. Pruébalo.

Resiste al mal con todas tus fuerzas: Sé un hombre de una pieza: No devuelvas mal por mal, ¡Cristiano!

P. Jesús

© copyright