Viernes 24 de Diciembre de 2.010

 

Primera Lectura:
Salmo Responsorial:

II Samuel 7:1-5, 8-12, 14, 16
Salmo 89:2-5, 27, 29

 

Evangelio:

Puedes descargarte el audio del Evangelio de hoy AQUI (sólo estará disponible para descargarse hoy, mañana se borrará)

San Lucas 1,67-79

Profeta del Altísimo

Luc 1:67 Y Zacarías, su padre, quedó lleno del Espíritu Santo y profetizó diciendo:
Luc 1:68 -"Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo,
Luc 1:69 y ha suscitado para nosotros el poder salvador en la casa de David su siervo,
Luc 1:70 como lo había anunciado desde antiguo por boca de sus santos profetas;
Luc 1:71 para salvarnos de nuestros enemigos y de la mano de cuantos nos odian:
Luc 1:72 ejerciendo su misericordia con nuestros padres, y acordándose de su santa alianza,
Luc 1:73 y del juramento que hizo a Abrahán, nuestro padre,
Luc 1:74 para concedernos que, libres de la mano de los enemigos, le sirvamos sin temor,
Luc 1:75 con santidad y justicia en su presencia todos los días de nuestra vida.
Luc 1:76 Y tú, niño, serás llamado Profeta del Altísimo: porque irás delante del Señor a preparar sus caminos,
Luc 1:77 enseñando a su pueblo la salvación para el perdón de sus pecados;
Luc 1:78 por las entrañas de misericordia de nuestro Dios, el Sol naciente nos visitará desde lo alto,
Luc 1:79 para iluminar a los que yacen en tinieblas y en sombra de muerte, y guiar nuestros pasos por el camino de la paz."

Biblia  EUNSA

"Palabra del Señor"

"Gloria a ti Señor Jesús"

 

Meditación:

Profeta del Altísimo

¿Tienes enemigos? ¿Alguien te odia?...

Dios ha venido al mundo para salvarte del enemigo y protegerte del odio. Todo ello desaparece con el Amor, la aceptación de la Cruz y rezar para el bien común, porque a todos nos es común que nos odien, que tengamos enemigos. No tendría que ser así, pero ya Dios, Jesús, nos avisó de que quien creyera en Él y le siguiera, recibiría del mundo: odio y enemistad.

Hoy, que, en pocas horas, recordaremos el nacimiento del Mesías, de nuestro Rey y Señor, de Jesús de Nazaret, el carpintero, el más que profeta, el Hijo de Dios, te voy a pedir un favor, y me gustaría que me lo tuvieras en cuenta, que meditaras mi petición que deseo me regales esta Navidad: no odies tú a nadie, no seas tú enemigo de nadie; tú, sé bueno, hoy y siempre, y ve a confesarte para recibir a Jesús en cuerpo y alma verdaderamente presentes, mañana, el día de Navidad.

Yo también voy a hacerte un regalo, quiero hacértelo mi querido amigo-a, porque me es grato prometerte que seré el eterno sacerdote fiel a Dios Padre, y, aunque me odien y tenga enemigos por ser hijo de Dios, te enseñaré a amar a todos para que puedas dar amor en vez de odio, en vez de enemistad. Te quiero enseñar a ser feliz en este mundo, teniendo una vocación que te lleve a la santidad, y efectuando una misión en la que necesitarás de todo el amor y apoyo de Dios, y para no sentirte solo-a, le pediré a nuestra Madre, la Virgen María, que vele por ti; de noche y día, y si aceptas mi humilde regalo, porque no es nada material, sientas en tu corazón la dicha de la fe en esta Navidad. Amén.

P. Jesús

© copyright

 

Si no puede ver el vídeo CLICAR AQUI