Martes 8 de Marzo de 2.011

 



Read more: http://www.ewtn.com/devotionals/lecturas.htm#2#ixzz1FMbobzuS
Primera Lectura:
Salmo Responsorial:

Tobías 2:9-14
Salmo 112:1-2, 7-9

 

Evangelio:

Puedes descargarte el audio del Evangelio de hoy AQUI (sólo estará disponible para descargarse hoy, mañana se borrará)

San Marcos 12, 13-17

Jesús no se deja llevar por nadie

Mar 12:13 Le enviaron a Jesús, algunos de los fariseos y de los herodianos para atraparle en alguna palabra.
Mar 12:14 Acercándose, le dijeron: -Maestro, sabemos que eres veraz y que no te dejas llevar por nadie, pues no haces acepción de personas, sino que enseñas el camino de Dios según la verdad. ¿Es lícito dar tributo al César, o no? ¿Pagamos o no pagamos?
Mar 12:15 Pero él, advirtiendo su hipocresía, les dijo: -¿Por qué me tentáis? Traedme un denario para que lo vea.
Mar 12:16 Ellos se lo trajeron. Y les dijo: -¿De quién es esta imagen y esta inscripción? -Del César -le contestaron ellos.
Mar 12:17 Jesús les dijo: -Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Y se admiraban de él.

Biblia  EUNSA

"Palabra del Señor"

"Gloria a ti Señor Jesús"

 

Meditación:

Jesús no se deja llevar por nadie

Aquí nos muestra el evangelista la diferencia entre algunos que se dicen católicos y Jesús ¡católico!, fundador de la Iglesia verdadera, la fiel, la única, la suya: la Católica, Apostólica y Romana, la Cristiana por excelencia, la que sigue al Papa. La tuya, la mía, la de Dios.

Y yo os voy a comentar sobre esta diferencia entre tú y Jesús, Dios.

De Él dijeron: “-Maestro, sabemos que eres veraz y que no te dejas llevar por nadie, pues no haces acepción de personas, sino que enseñas el camino de Dios según la verdad.”

En cambio algunos hacen acepción de personas, es decir, dejan que algunas personas sean su Dios, permiten que alguna-s persona-s, decidan qué creer, qué vivir, qué hablar, pensar y cómo actuar. Y lo deciden porque reciben de esa-s personas algo que quieren, y lo adquieren a cambio de su fe, de traicionar a Jesús, que tanto te ama, que tanto ama a todos y que no dejó que nadie fuera su Dios. Él, Jesús, el Hijo de Dios, obedeció en todo al Padre Dios, y tú puedes hacer lo mismo. Además, no vas a tener que dejarte matar por nadie, para salvar a nadie, ya que Jesús, Dios, lo hizo por su Amor, en nombre de Dios que es, y siendo hombre verdadero, que también es, por haber nacido de las purísimas entrañas de María santísima.

¿Quién como Dios?...

Tú puedes y debes imitarlo, siguiendo a Dios Padre y no haciendo acepción de personas. ¡Eres libre! Dios mismo, Jesús, te entregó la libertad, gracias a servir obedientemente a Dios Padre y morir por ti, gracias a la esclava de Dios, María, la Madre de Jesús, el Mesías, Dios Hijo, que dijo: “sí”.

¿Dónde está tu sí?, el sí de la felicidad, por tu libertad de aceptar a Dios como Dios y a los demás como a tus semejantes, amando a Dios sobre todas las cosas y personas, y a tus semejantes como a ti mismo, que tanto debes amar a Dios, ¡el primero en tu vida!: ¡Dios!, el único en tu vida: ¡Dios!

Sé feliz con Dios y proclama la alegría de tu libertad.

Todo se lo debes a Dios. Mañana hablaré de ello. ¡Te espero mañana!

P. Jesús

© copyright

Puedes comentar AQUÍ lo que te parece el Evangelio

 

Si no puede ver el vídeo CLICAR AQUI